lunes, 2 de enero de 2017

"Los Recueros de Atienza" de Narciso Sentenach – Primera Parte

A continuación presentamos, en una primera entrega, el conocido artículo titulado "Los Recueros de Atienza" (1916), escrito por el historiador, crítico de arte y arqueólogo D. Narciso Sentenach y Cabañas (Sevilla, 1853 - 1925), publicado en el Boletín de la Real Academia de la Historia. En dicho artículo se relatan diversos aspectos interesantes de la antigua Cofradía de los Recueros de Atienza (Guadalajara), su origen, su historia y también, su famosa Caballada, tradición que ha perdurado a lo largo de los siglos hasta nuestros días.

Hermanos de La Caballada en la Plaza del Trigo
(Fotografía: Carlos Mora)

Celébrese en esta fuerte e histórica villa, una fiesta singular el día de la Pascua de Pentecostés, llamada de la caballada, que por los recuerdos que evoca, por el pintoresco espectáculo que ofrece y especiales pormenores, es de las pocas de índoles civil subsistentes después de varios siglos, como la conmemoración popular de hechos locales ocurridos.


jueves, 15 de diciembre de 2016

La Cofradía de la Vera Cruz de Santo Toribio de Liébana


El arqueólogo e historiador Miguel Ángel García Guinea (1922-2012) en su libro «El monasterio de Santo Toribio de Liébana» (1978) nos habla, bajo el epígrafe de Cofradía de la Vera-Cruz, de una de las cofradías más antiguas de España que han llegado hasta nuestros día, la cual tiene su sede en dicho monasterio cántabro. Innominada en su fundación, fue conocida posteriormente como Cofradía de Santo Toribio y, al menos desde el siglo XVI, como Cofradía de la Santísima Cruz.


Santo Toribio de Liébana
(Fotografía: Último Destino)

El comienzo de esta Cofradía se remonta al año 1181, según documento estimado en este año por Sánchez Belda (*). No lleva ningún título especial y está promovida por los obispos Juan, de León; Raimundo II, de Palencia; Rodrigo, de Oviedo; y Marino, de Burgos, Tan sólo dicen en la carta de constitución, que establecen una Cofradía en la casa de Santo Toribio, «territorio livanense», con objeto de poder designar un sacerdote que diariamente cante misa por los cofrades vivos y difuntos. Los cofrades, para conseguir este fin, deberían dar a la casa de Santo Toribio, cada año una emina de cebada entre dos o un denario. Se corresponde, por parte de los obispos, con cuarenta días de indulgencias.

martes, 1 de noviembre de 2016

La Archicofradía de Caridad y Paz de Madrid


Con el fin de dar culto a María Santísima en su advocación de Nuestra Señora de la Caridad del Campo del Rey y con la obligación de “emplearse en dar sepultura a los ajusticiados, y a los pobres muertos que se encontraren por los caminos de esta corte” (1), los reyes D. Juan II y su esposa Dª María de Aragón, fundaron la Real Archicofradía en el año de mil cuatrocientos veintiuno y la dejaron establecida en la Iglesia de la Purísima Concepción de María Santísima que ellos mismos habían fundado, próxima a su palacio en los terrenos llamados del Campo del Rey, “dentro de los muros, junto a las Caballerizas del Rey casi en el lugar donde al presente está una fuente” (2). Esta iglesia habría de ser la primera de ese título dedicada a la Purísima Concepción. El abad de Nuestra señora de Atocha, D. Garci Álvarez de Toledo que al tiempo es obispo de Astorga, funda en el mismo sitio y agrega a la iglesia un hospital para mujeres y deja a la archicofradía encargada del hospital cumpliendo con su mandato hasta el año de 1587. El hospital pasaría posteriormente al Hospital General con fecha 3 de Julio de 1767. 


Grabado de la antigua Parroquia de la Santa Cruz de Madrid


Poco después, el rey solicitó para su servicio tanto la Iglesia como el hospital y el terreno que ocupaban, diciendo que serían muy bien recibidos en cualquier sitio para seguir ejerciendo su ocupación caritativa. La cofradía entregó al Hospital General todas las rentas, bienes, efectos y muebles dejando libres “para la utilización por el rey tanto la iglesia como el edificio del hospital que durante 166 años había estado a su cargo” (3).


viernes, 7 de octubre de 2016

El Santo Cristo de Lepanto y Barcelona


El historiador y ensayista D. Rafael Ballester Escalas (1) habla en su libro «Historia gráfica de España» (1956) de la imagen de Jesús crucificado que más devoción se le rinde en Barcelona, la del Santo Cristo de Lepanto que, según cuenta la tradición, estuvo en la Galera Real de don Juan de Austria (1545 o 1547-1578) durante la famosa batalla de ese nombre que tuvo lugar en 7 de octubre de 1571. D. Rafael Ballester también destaca, entre otras cuestiones, el hecho de que en muchas localidades de la costa catalana se conservaron "trofeos" relacionados con esta crucial batalla en la que se derrotó a la Armada otomana cerca del Golfo de Lepanto (2).


La Batalla de Lepanto, de Paolo Veronese
Esta importante batalla naval tuvo lugar el 7 de octubre del año 1571

La gran tradición escultórica española perfila su acusada personalidad ya en la época románica, tanto en la escultura en piedra como en las espléndidas tallas en madera. Uno de los temas el de la figura de Jesús crucificado, presidiendo el conjunto de figuras del Calvario (Descendimientos) o en las magistrales imágenes del Señor clavado en la Cruz. El modelo románico de los descendimiento, cuyos mejores ejemplares se conservaron en Cataluña, se continúa a través de los artistas de la época gótica, iniciada en España en el siglo XIII y que se perpetúa en muchos aspectos hasta el siglo XVI cuando ya el Renacimiento triunfa en toda la línea. 

miércoles, 14 de septiembre de 2016

San Miguel de Excelsis




En el tomo VIII del «Diccionario geográfico-estadístico de España y Portugal» (1827),  se hace una breve, pero interesante referencia al Santuario de San Miguel de Aralar, y la importancia que tuvo para los navarros, a quien invocaban cuando había lances de armas, que podemos leer seguidamente: Iglesia magnífica de mucha devoción, en la provincia de Navarra, erigida en la cumbre más alta del monte Aralar, del valle de Araquil, en honor del Arcángel San Miguel, a quien los Navarros invocaron en los lances de armas, y experimentaron su favor desde los principios de la restauración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...